Ventajas e inconvenientes de la cláusula suelo

clausula-suelo

La cláusula suelo en las hipotecas es el interés mínimo que se debe pagar en una hipoteca. En los últimos años, con unos tipos de interés muy bajos, se ha puesto de actualidad y esta cláusula ha sido protagonista de numerosos procesos judiciales, que en su mayoría, la han considerado como abusiva y han obligado a los bancos afectados a eliminarla. A pesar de esto, no se trata de una práctica ilegal y solo se obliga a devolver el dinero en los casos que se ha demostrado que existe falta de transparencia en su inclusión en el contrato hipotecario.

Ante esta situación, son numerosos los especialistas que ponen al servicio de los afectados servicios de asesoramiento sobre las cláusulas suelo como es el caso de www.voyadefenderte.com/devolucion/clausula-suelo.

Ventajas de la cláusula suelo

Como exponíamos anteriormente, la existencia de una cláusula suelo, generalmente, va ligada a una cláusula techo. En el caso de las hipotecas a tipo variable es un seguro para el cliente ya que significa que por mucho que suban los intereses, no se va a pagar más que el máximo que establece este tope. En un escenario de tipos de interés elevados, como por ejemplo el de principios de los años 90, esto impedía que se dispararan las cuotas hasta llegar a unos niveles totalmente inasumibles para los titulares del crédito hipotecario.

La existencia de estos dos topes, se acostumbra a llamar con el nombre de cláusula túnel.

Por otra parte, por su naturaleza, las cláusulas suelo son propias de las hipotecas a tipo variable. Y estas hipotecas acostumbran a ser más baratas (tienen un tipo de interés más bajo) que las hipotecas con un interés fijo. Además, en el caso de las hipotecas a tipo variable, el porcentaje del gasto o inversión financiado es más elevado que en las hipotecas a tipo fijo y el periodo de devolución del dinero prestado acostumbra a ser más largo.

Inconvenientes de la cláusula suelo

En un escenario de intereses extremadamente bajos e incluso negativos, como es el momento actual del euríbor, la cláusula suelo en una hipoteca impide que los intereses que paga el titular de una hipoteca se sitúen por debajo del mínimo fijado. En realidad, esta cláusula deja sin efecto el llamado tipo variable ya que la cuota a pagar no se reduce una vez los intereses han alcanzado este mínimo.

La principal ventaja que exponíamos de la cláusula suelo, es decir, una cláusula techo, queda diluida por el hecho de que esta última suele ser muy elevada. Con esto, los bancos se cubren las espaldas y tienen casi la seguridad de que a pesar de una subida de los intereses, nunca llegarán a este máximo, de forma que el beneficio por el cliente es mínimo. En cambio, el tiempo ha demostrado que la existencia de un mínimo solo los beneficiaba a ellos.

Reclamar por la cláusula suelo

Si tienes una cláusula suelo en tu hipoteca, en voyadefenderte te ayudarán en el proceso para reclamar la devolución de la cláusula suelo.

Para saber si la hipoteca contiene cláusula suelo es suficiente con consultar la escritura o consultar al abogado.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *