Trucos para decorar un hogar con estilo

decoracion-salon-estilo

Si quieres que tu hogar desprenda estilo, solo debes seguir unas claves básicas. No hace falta que seas un decorador profesional para poder vivir en un entorno cómodo, agradable y hecho a tu medida.

Identifica con qué ambiente te sientes mejor

Dedica tiempo a buscar con qué estilo te reconoces. Lo notarás enseguida. Es como un flechazo. Visita tiendas de decoración, navega por Pinterest o consulta revistas. En cuanto veas un par de fotos que te llamen la atención, ponlas juntas y analiza qué es lo que te gusta de esos ambientes.

Ya has identificado con qué tipo de decoración te sientes más a gusto. Ha llegado el momento de trasladar ese estilo a tu propio hogar. Da igual si te gusta una decoración cargada de energía, con muchos colores vivos y estampados o si, por el contrario, prefieres algo más relajado y te ves rodeado de blancos, tostados y grises. Lo que cuenta es la coherencia entre todos los elementos.

Resulta también importante que tengas claro dónde vas a pasar la mayor parte del día. Si eres un aspirante a chef, resulta claro que has de prestar mayor atención a la cocina y al comedor. Pero, si cuentas con la oficina en casa, entonces te esmerarás en tu área de estudio y trabajo, pues será, al fin y al cabo, donde permanezcas más horas. Como ves, todo se debe planificar antes de comprar para no equivocarte en el uso que le darás a los espacios.

Si dispones de la grandísima suerte de disfrutar de terraza, sácale el máximo provecho. Muchas veces nos olvidamos de esa zona que, por muy pequeña que sea, nos ofrece cientos de posibilidades. Con las cortinas de cristal de Beldaglass podrás integrar ese espacio y ganarle metros a tu casa. Supone una forma sencilla de contar con más metros y tener una zona alegre y soleada con uso diario a lo largo de todo el año.

Antes de comprar, estudia bien tus necesidades

Parece fácil, pero en la práctica no lo es tanto. Vas a una tienda de decoración, ves cosas que te gustan mucho, las compras y, cuando llegas a casa, te das cuenta de que no encajan o de que no las necesitas. Intenta no salirte de tu propio guion. Aquí te damos un par de consejos:

– Si heredas un mueble que no te gusta, no te desprendas de él sin más. Seguro que encuentras un sitio en casa. Y, si necesita una puesta al día, atrévete. Esa cómoda de color caoba puede disfrutar de una nueva vida si la pintas de gris plata o le cambias los tiradores. Este tipo de elementos suelen ser los que luego se convierten en protagonistas de la habitación, aportan estilo y, encima, cuentan con una historia a sus espaldas.

– Guíate por una gama cromática. Cualquier tono de blancos, grises y la gama de los marrones aportan elegancia de forma inmediata. También se puede aplicar a paredes y suelos. Para romper la monotonía, añade puntos de color estratégicos en cojines, alguna pared e incluso sillas diferentes.

Pero, ante todo, fíate de tu propio instinto y gustos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *