¿En qué me beneficia la creatividad a la hora de trabajar?

creatividad-trabajo

La respuesta a la pregunta que le da título a este artículo es el eje sobre el que gira el presente artículo. La creatividad es la base de cualquier actividad a la que queramos quitarle el calificativo de rutinaria para convertirla en una experiencia más satisfactoria. El trabajo que realizas puede ser mecánico, tedioso o como prefieras denominarlo, pero en tu mano está usar la creatividad para cambiar totalmente tu manera de afrontarlo.

¿Cómo puedo ser creativo en mi trabajo?

Fomentar la creatividad es una tarea que le corresponde a tu jefe, pero como, desgraciadamente, lo que interesa en muchos casos es una persona que siempre haga lo mismo y que no piense demasiado, te proponemos lo siguiente:

Organiza tu jornada laboral para poder hacer tareas completamente distintas entre sí. De esta forma no llevarás el pensamiento de “voy a estar ocho horas haciendo lo mismo”. Cumple los plazos que se te han impuesto, pero ve alternando las actividades para evitar el tedio.

-Si te es posible, pon en común tus ideas sobre el trabajo que realizas con los miembros de tu empresa o de tu equipo. Sabemos que esta circunstancia no siempre es factible, pero hay que intentar pensar en voz alta para cambiar, en la medida posible, la manera de trabajar y conseguir mejores resultados.

-De no poder poner en práctica las medidas anteriores no has de desesperarte. Fomenta tu propia creatividad asistiendo, por ejemplo, a http://www.luciaespinos.com/clases-pintura-madrid/. Poder aprender a dibujar y a sacar todo tipo de imágenes e ideas que llevas en tu cerebro es una medida más que sana y recomendable para poder sentirte más realizado y considerarte mejor persona.

En definitiva, se trata de poder hacer cualquier tipo de labor de una forma distinta. Hacer siempre lo mismo termina por provocar un agotamiento mental y una falta de motivación. Las características de tu trabajo marcan, lógicamente, el camino a seguir, mas has de recordar siempre que podrán decirte lo que has de hacer, pero nunca cómo has de pensar.

Pon tu cerebro a funcionar

Pinta, aprende a tocar un instrumento, haz deporte o cualquier otra actividad que te mantenga vivo y usa las endorfinas generadas para trabajar con otro punto de vista. En muchas ocasiones, es el propio trabajador el que parece creer que no puede decidir, opinar o exponer sus ideas sobre su jornada laboral. Es posible que te sorprendieras si propusieras un cambio de puesto con una persona de la misma empresa o bien un cambio de zona de trabajo o de área.

Solo tú has de ponerte los objetivos que quieres alcanzar y esforzarte cada día en formular la manera de conseguirlos. Jamás olvides que tu cerebro es la clave de cambiar un día más en el trabajo viendo las mismas caras por una jornada enriquecedora que te invite a seguir trabajando más y mejor y, sobre todo, a recuperar las ganas del primer día en el que comenzaste a desempeñar tu labor en tu puesto de trabajo. Usa tu creatividad y te sorprenderás de lo que eres capaz de conseguir.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *