Despachos espectaculares y productivos: Trucos para un entorno laboral de película

Despachos espectaculares y productivos: Trucos para un entorno laboral de película

Saber decorar una oficina es clave para conseguir potenciar nuestro rendimiento. Si no se hace correctamente, más que estimularnos, lo que va a ocurrir es que va a suponer un completo foco de distracción..

Si quieres transformar tu viejo despacho en uno de esos que tantas veces nos han fascinado en las películas, te recomendamos que eches un vistazo a nuestros siguientes consejos de decoración.

Tips para mejorar tu despacho

El mobiliario, la pieza angular de la decoración

Antes de nada, vamos a recordar una de las máximas a la hora de decorar: no sobrecargar los espacios. Tenemos que disponer del mobiliario justo para poder realizar nuestra actividad, ni más ni menos.

Un buen truco consiste en poder agregar unos pocos muebles pero que, en contraposición, sean amplios y que te ayuden a conseguir lo que necesitas.

Si empiezas a tener problemas de espacio, es sinónimo de que algo estás haciendo mal.

Iluminación

Para que podamos potenciar la concentración en el despacho, la iluminación es la clave. Es importante contar con un tipo de bombilla que ayude a distribuir la luz a lo largo de toda la habitación, especialmente centrándonos en la zona del escritorio.

Siempre que puedas, utiliza la iluminación natural. En este punto, los despachos con increíbles vistas a la ciudad aportan vida además de ayudar a la entrada de luz. ¿Imaginas cómo sería optar al alquiler de oficinas en Andorra con vistas a los Pirineos? ¿O girar tu silla y contemplar la Gran Vía de Madrid? Sencillamente espectacular.

En ausencia de la misma, la tecnología LED es la que más nos va a ayudar. Consigue una luz mucho más distribuida, sin reflejos y sin cegarnos, además, de consumir muy poco y estar disponibles en diferentes formas, estilos, tamaños y formatos.

Color de las paredes

Los colores excesivamente estridentes pueden ayudar a conseguir que la empresa parezca mucho más moderna de cara al cliente. Sin embargo, una vez haya transcurrido la primera impresión, nos daremos cuenta de que uno de los problemas que entraña es que nos agobiaremos y que no podemos pensar con claridad.

Es por ello por lo que los expertos recomiendan utilizar un tono neutro, siendo la mejor opción el color blanco ya que es el que mejor combinará con una decoración sobria. La idea es ir viendo las diferentes sensaciones que provocan los colores, para ver qué es lo que más nos conviene. El verde nos ayuda a potenciar la comunicación, el marrón a crear un espacio relajante… Si sabemos jugar con los colores, ten por seguro que podemos conseguir recrear la atmósfera perfecta.

Detalles personales

No cometas el mismo error que algunos empresarios quienes piensan que, por ser el despacho un entorno de trabajo, no pueden agregar algunos detalles personales. No tengas ningún miedo a añadir algunos elementos tales como fotografías personales, una planta o un cuadro de lo que quieras. De esta manera, podrás crear un clima mucho más acogedor en el que te apetezca trabajar.

Quizá pueda interesarte también nuestro artículo sobre despachos modernos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *