Aspectos legales de las franquicias y las redes de empresas

aspectos legales franquicias

Se entiende por franquicia el contrato de  cesión del derecho a explotar una marca, procedimientos, saber hacer y otros elementos intangibles de propiedad intelectual que son titularidad de un franquiciador por parte de un franquiciado que remunera a dicho titular de la franquicia por el derecho cedido.

Por ejemplo, se podrá crear una red de talleres mecánicos basada en la franquicia de la marca y de los procedimientos desarrollados por el titular de la franquicia que permitirá su explotación a los franquiciados contra una remuneración pactada en el contrato de franquicia.

El ejercicio de la actividad de franquicia  y la comunicación de datos obligatorios al Registro de Franquiciadores vienen regulados por el Real Decreto 201/2010 que establece una serie de requisitos y define las características de la franquicia.

Elementos de una franquicia

Patente de la marca

Que se deberá registrar ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), en nuestro caso la marca del taller.

Alta en el Registro de Franquiciadores

Para ello se deberá acreditar la propiedad de le empresa. Existe además la figura del Master Franquiciados, que suelen ser los representantes de franquicias extranjeras, que pueden subcontratar el negocio a terceros. En el presente caso se deberá presentar el contrato de cesión de la marca. Según la legislación comunitaria y la normativa española, es condición indispensable figurar en el Registro de Franquiciadores para poder otorgar franquicias.

Documentos a entregar en el Registro de Franquiciadores 

– Certificado de marca y adecuación.

– Documentación de información contractual, donde figurarán los elementos identificativos como franquiciador, en nuestro caso del taller que franquicia.

– Contrato de franquicia tipo con mención expresa de las cláusulas esenciales del mismo. Por ejemplo, el canon de entrada, el royalty a abonar por el taller franquiciado, causas de resolución del contrato, los elementos de la relación entre franquiciador y franquiciado, duración del contrato, obligaciones de las partes y cláusulas penales entre otras.

– Las exigencias económicas de la franquicia. Necesidades de aportación de capital y posibilidades de financiación.

– El folleto de presentación donde constarán las exigencias legales. (licencias, autorizaciones, necesidades de titulación académica, colegiación obligatoria y otros requisitos).

– Obviamente, la solicitud de alta en el Registro de Franquiciadores.

– El manual de identidad corporativa, que es la imagen del negocio, los rótulos, la decoración, la presentación del taller y de su imagen corporativa.

– El manual operativo: este documento especifica, en nuestro caso, el funcionamiento del taller y sus procedimientos de trabajo.

Estas exigencias están destinadas para la salvaguardia de la seguridad jurídica y de los intereses de las partes. Existe la posibilidad de que el taller franquiciador se adhiera al Código Deontológico de la Franquicia Europea.

Dicha adhesión permite obtener una acreditación de que el taller franquiciador cumple con los requisitos óptimos mínimos para ceder su marca.

Se trata de una declaración de principios en la que se muestran las buenas prácticas que regirán la relación y que se trabajará de forma correcta con el nuevo franquiciado. Esta certificación potestativa se entregará junto a la documentación necesaria para cursar el  alta en el Registro de Franquiciadores.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *