Aspectos legales de la Implantación APPCC en hostelería

appcc hosteleria

La implantación de la APPCC hostelería es un sistema que ayuda a garantizar la máxima seguridad de todos los alimentos para poder evitar cualquier tipo de problema relacionado con ellos.

Se considera un requisito legal que hay que cumplir. De no hacerlo, esto podría llegar a derivar en drásticas sanciones que pondrían en juego la viabilidad de nuestro negocio.

Además, también tiene unas ciertas ventajas para la propia empresa ya que ayuda a que los alimentos puedan ser tratados de la forma adecuada, eliminando la posibilidad de derrochar el dinero por una mala conservación o manipulación. Además, si se produjera algún tipo de problema, se podría actuar de inmediato, lo cual se traduciría en un aumento de la confianza de cara al cliente.

La implantación de la APPCC es viable en los diferentes niveles que hacen referencia a la cadena alimentaria. Sin embargo, antes de hacer nada se tienen que cumplir con unos requisitos iniciales conocidos como Prácticas Correctas de Higiene. Estos son los más básicos:

  • Condiciones de los productos
  • Formación que reciben los trabajadores para saber cómo deben de tratarlos
  • Protocolo de limpieza
  • Protocolo de desinfección
  • Conocimientos para saber cómo se debe de mantener el equipo, así como las instalaciones
  • Control de plagas
  • Abastecimiento de agua
  • Controles de residuos tóxicos (por ejemplo, en mataderos)
  • Procedimientos de trabajo
  • Normas básicas de higiene personal
  • Normativa en el transporte de alimentos
  • Normas en el trato con proveedores

Protocolo que hay que seguir para implantar correctamente el APPCC

Tanto las prácticas que hemos descrito anteriormente, como la implantación del APPCC, requerirán de un protocolo o conjunto de planes y documentos específicos. Por ello se necesitará confeccionar documentación descriptiva sobre todo el proceso, registros que puedan demostrar la efectividad y la actividad del protocolo, así como un sistema de organización de documentos y registros.

La información que se va a conservar debe versar sobre los diferentes procedimientos, instrucciones de la actividad de la empresa, así como el desarrollo de las Prácticas de Higiene que hemos comentado anteriormente, así como los principios del propio sistema APPCC.

Estos principios se dividen en 4 apartados diferentes:

  1. En este primer apartado se incluirán registros que hagan referencia al APCC donde se añadirá información relacionada como la fecha en la que se produzca un determinado control, la firma del responsable que la supervisa, así como el resultado que se ha obtenido.
  2. En el segundo apartado se incluyen registros de información sobre las acciones de los productos que hayan podido quedar afectados por cualquier problema, la causa que lo ha provocado, el sistema de prevención que se ha usado.
  3. También debe existir este apartado con la particularidad de que en él se van a incluir los resultados de verificación.
  4. En este registro se añaden los registros de actividades, incidencias, medidas correctoras, controles, etc.,  relacionadas con el ámbito de las prácticas de higiene.

Una vez que se hayan cumplimentado todas estas exigencias, tendremos todo listo para poder formalizar el plan.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *