Novelas y narrativa sobre juicios o leyes

El ámbito de los juzgados y los pormenores de los sistemas legales han dado para mucho en la narrativa. Especialmente con largas y complicadas novelas que con sus tramas ponen de manifiesto diversos dilemas morales, siempre mostrando en relieve los defectos y virtudes de la ley, supuestamente imparcial.

A continuación vamos a mencionar algunas de las novelas más importantes de la literatura sobre temas judiciales, algunas disponibles en editorialrenacimient.

Novelas importantes sobre dilemas judiciales

Crimen legal, del autor sevillano Alejandro Sawa, es una de las novelas reeditadas recientemente y que puedes redescubrir actualmente si decides ir a www.editorialrenacimiento.com.

Escrita en el año 1886, esta novela se plantea los dilemas propios de la época respecto al determinismo de la conducta en la genética, un discurso que ha quedado con el tiempo un poco desfasado, pero que a efectos de la trama mantiene todavía su interés.

En la historia, se nos presenta a un matrimonio que, a punto de dar a luz a su primer hijo, se plantea la decisión de respetar la vida del bebé a costa de la de la madre o de abortar, que salvaría la vida de la mujer pero tendría que renunciar a tener más hijos, pues un nuevo embarazo garantizaría su muerte.

Con ello, el protagonista de la novela, que justifica su maldad congénita comparándose con un abuelo suyo de vida criminal, alterna con una prostituta como sustituto de la falta de vida en pareja con su mujer. A partir de entonces, decide urdir un plan de asesinato que, a efectos legales no es tal: con la bendición de la Iglesia y aduciendo a las obligaciones debidas en el matrimonio, volver a tener relaciones con su mujer para dejarla embarazada y obtener con ello su muerte.

El socio, de 1998 y del reconocido autor John Grisham, trata sobre el socio de una firma de abogados que simula su propia muerte para robar impunemente 90 millones de dólares y fugarse a Brasil. Sin embargo, sus excompañeros encuentran la manera de seguirle la pista.

Esta es una novela llena de acción e investigación criminal en el mundo de los grandes bufetes, y que, aunque no cuenta con un argumento especialmente original, goza de un ritmo trepidante que te mantendrá en vilo. Además, no es imprescindible que conozcas en profundidad el mundo judicial para entender los entresijos de la trama, debidamente explicados sobre la marcha.

Matar a un ruiseñor, de Harper Lee, y escrita en 1960, consiste en una historia en retrospectiva del abogado Atticus Finch, quien se vio en la obligación moral de defender ante los tribunales a un hombre negro, acusado de la violación a una mujer blanca.

En un marco de ausencia total de garantías para los miembros de la raza negra en el sistema judicial, la novela pone de manifiesto la rigidez y temores a lo diferente de las comunidades vecinales de Alabama, en Estados Unidos, donde los vínculos familiares y de la tradición pesan por encima de todo.

La narrativa sobre juicios o leyes es un mundo apasionante. Sumérgete en este tipo de novelas y disfruta.

Continue Reading

Qué muebles escoger para un despacho de abogado o notario

Un despacho de abogados es un negocio con una gran tradición en nuestro país. Por lo tanto, tenemos suficiente ejemplos en los que fijarnos para hacernos una idea de lo que prima en sus instalaciones. Tanto a nivel estético como a nivel funcional. Nuestro análisis de los despachos de abogados nos muestra que la sobriedad y elegancia son las características más comunes y reseñables. En este sentido, comprar muebles de despacho clásicos es una opción que debes tener en cuenta.

A continuación, te explicaremos por qué.

Las claves del mobiliario de los despachos de abogados

Los despachos de abogados son negocios que han de transmitir unos valores muy concretos. Además de la confianza, sobre todo, deben reafirmar las sensaciones de profesionalidad y seriedad que se dan por supuestas.

Por consiguiente, es normal que quienes vayan a decorar las estancias de los despachos de abogados apuesten por el clasicismo. Este se puede asociar a un mobiliario de cierta antigüedad y líneas robustas. Sin embargo, también hay despachos en los que se prefiere, en la línea de posicionarse ante casos y situaciones de vanguardia, un estilo más moderno. En ambos casos será necesario primar la sobriedad sobre lo accesorio y recargado. Hemos de valorar que, cuando el abogado y cliente estén conversando, nada deberá despistarles de sus objetivos.

Entre otras cosas, la distribución de los espacios va a contribuir a generar la confianza que los temas a tratar requieren. En este aspecto, tiene que haber partes aisladas unas de otras, dado que se abordan asuntos que han de ser analizados con discreción y confidencialidad. Los muebles deberán ayudar a que no existan estos espacios diáfanos y delimitarán zonas de acceso reservado. Las áreas más abiertas, en todo caso, han de ser reservadas a las recepciones, que habrán de tener unos aspectos más cálidos y atractivos.

Algunos aspectos concretos de los muebles de los despachos de abogados

En las siguientes líneas te vamos a contar ciertas recomendaciones valiosas sobre los muebles de estas clases de instalaciones.

En primer lugar, hemos de tener claro que la madera, como material noble por antonomasia, es lo que mejor transmite los valores que tienen que impregnar un bufete tradicional y prestigioso. Las maderas oscuras, como las de roble, se asocian a ambientes más clásicos. Por su parte, otras más claras, como las de acacia o haya, se vinculan a decoraciones más modernas. En todo caso, es fundamental que las combinaciones encajen correctamente con estas elecciones. En los ambientes clásicos pegarán los colores apagados, como el negro y blanco. Las líneas más modernas, por otro lado, encajan más con accesorios que destaquen por su brillantez.

Asimismo, van a ocupar un espacio muy relevante las bibliotecas, las estanterías y los archivadores, que darán una sensación de orden. En el marco clásico que estamos reseñando, el cuero y las tapicerías de textiles de estilo inglés (color Burdeos, cuadro escocés, etc.) también tienen su protagonismo. Y, en cuanto a los sofás, los mullidos capitonés o chesters son muy apreciados.

En definitiva, sugerencias con aroma tradicional para los muebles de los despachos de abogados.

Continue Reading