¿Son válidas las grabaciones de cámaras de vigilancia como prueba en un juicio?

contratar instalación sistema videovigilancia

La tecnología está presente en todos los ámbitos de la sociedad, inclusive en el jurídico. En este sentido, las grabaciones en vídeo (cumpliendo una serie de requisitos) se consideran una prueba válida en cualquier proceso judicial.

¿Qué legislación recoge la validez de una grabación como prueba?

Según el artículo 26 del Código Penal de 1995, se considerará como elemento probatorio cualquier soporte material que contenga información, hecho o narración que evidencie o pruebe algún tipo de delito. Es decir, que a efectos penales una prueba va más allá del papel.

Ya en el año 1992 una sentencia del Tribunal Supremo destacaba la necesidad de adaptar las pruebas a los nuevos medios y canales: «nuevos soportes capaces de acoger y perpetuar un pensamiento, una declaración de voluntad, una certificación, una acreditación, una titulación, un derecho o una obligación». En este contexto, el TS ya había dejado constancia su voluntad de aceptar el vídeo, la cinta magnética, el ordenador, etc. como argumento, testimonio o indicio.

Requisitos para que un vídeo se admita como prueba

1. Debe tener procedencia humana

Es decir, haber sido grabado por una persona física.

2. Debe estar incluido en un soporte imborrable

La base física que recoge la prueba admite soportes varios: CD-ROM, DVD, cintas de vídeo, USB, etc. Siempre y cuando su contenido esté protegido.

3. El contenido, datos y/o información debe ser claro e inteligible

Los hechos, datos o narraciones pueden ser verbales, numéricos o gráficos, pero recogidos en un lenguaje cognoscible.

4. El documento debe entrar dentro del tráfico jurídico

Y debe poseer relevancia jurídica y eficacia probatoria.

5. Para que la prueba pueda ser admitida el soporte tiene que ser el original

O lo que es lo mismo: no puede tratarse de una copia. Esto es así para aportar una garantía de autenticidad. Del mismo modo, la prueba debe entregarse de manera inmediata a las autoridades judiciales pertinentes.

Por lo tanto, contratar la instalación de un sistema de videovigilancia es (y seguirá siendo) uno de los métodos más seguros y fiables para protegerte a ti, a tu empresa y a los tuyos.

5 razones para instalar cámaras de seguridad

1. Monitorización y automatización constante

Tu negocio, casa o inmediaciones estarán protegidos las 24 horas del día, los 365 días del año.

2. Seguridad 100 % garantizada

El servicio es total e individualizado. Adaptado a tus necesidades y/o particularidades.

3. Prueba 100 % fiable

Es la forma más eficiente y eficaz de demostrar un delito.

4. Conocer qué sucede cuando no estás y desde cualquier sitio

Los sistemas cuentan con lo último en tecnología, lo que te permite saber qué pasa en todo momento.

5. Más vale prevenir que curar

Está comprobado que la instalación de cámaras de vigilancia es el elemento disuasorio por excelencia. No hay mejor modo de ahuyentar el peligro.

En definitiva, con el artículo 26 del Código Penal en la mano podemos ratificar que un vídeo es una prueba válida y cuenta con una naturaleza de prueba documental. Los tiempos cambian, y por tanto, los medios, canales y formatos se deben adaptarse a las nuevas particularidades del entorno.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *