Qué muebles escoger para un despacho de abogado o notario

Un despacho de abogados es un negocio con una gran tradición en nuestro país. Por lo tanto, tenemos suficiente ejemplos en los que fijarnos para hacernos una idea de lo que prima en sus instalaciones. Tanto a nivel estético como a nivel funcional. Nuestro análisis de los despachos de abogados nos muestra que la sobriedad y elegancia son las características más comunes y reseñables. En este sentido, comprar muebles de despacho clásicos es una opción que debes tener en cuenta.

A continuación, te explicaremos por qué.

Las claves del mobiliario de los despachos de abogados

Los despachos de abogados son negocios que han de transmitir unos valores muy concretos. Además de la confianza, sobre todo, deben reafirmar las sensaciones de profesionalidad y seriedad que se dan por supuestas.

Por consiguiente, es normal que quienes vayan a decorar las estancias de los despachos de abogados apuesten por el clasicismo. Este se puede asociar a un mobiliario de cierta antigüedad y líneas robustas. Sin embargo, también hay despachos en los que se prefiere, en la línea de posicionarse ante casos y situaciones de vanguardia, un estilo más moderno. En ambos casos será necesario primar la sobriedad sobre lo accesorio y recargado. Hemos de valorar que, cuando el abogado y cliente estén conversando, nada deberá despistarles de sus objetivos.

Entre otras cosas, la distribución de los espacios va a contribuir a generar la confianza que los temas a tratar requieren. En este aspecto, tiene que haber partes aisladas unas de otras, dado que se abordan asuntos que han de ser analizados con discreción y confidencialidad. Los muebles deberán ayudar a que no existan estos espacios diáfanos y delimitarán zonas de acceso reservado. Las áreas más abiertas, en todo caso, han de ser reservadas a las recepciones, que habrán de tener unos aspectos más cálidos y atractivos.

Algunos aspectos concretos de los muebles de los despachos de abogados

En las siguientes líneas te vamos a contar ciertas recomendaciones valiosas sobre los muebles de estas clases de instalaciones.

En primer lugar, hemos de tener claro que la madera, como material noble por antonomasia, es lo que mejor transmite los valores que tienen que impregnar un bufete tradicional y prestigioso. Las maderas oscuras, como las de roble, se asocian a ambientes más clásicos. Por su parte, otras más claras, como las de acacia o haya, se vinculan a decoraciones más modernas. En todo caso, es fundamental que las combinaciones encajen correctamente con estas elecciones. En los ambientes clásicos pegarán los colores apagados, como el negro y blanco. Las líneas más modernas, por otro lado, encajan más con accesorios que destaquen por su brillantez.

Asimismo, van a ocupar un espacio muy relevante las bibliotecas, las estanterías y los archivadores, que darán una sensación de orden. En el marco clásico que estamos reseñando, el cuero y las tapicerías de textiles de estilo inglés (color Burdeos, cuadro escocés, etc.) también tienen su protagonismo. Y, en cuanto a los sofás, los mullidos capitonés o chesters son muy apreciados.

En definitiva, sugerencias con aroma tradicional para los muebles de los despachos de abogados.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *