Detalles a tener en cuenta a la hora de internacionalizar tu empresa

internacionalizar empresa

La exportación y la internacionalización se han incrementado en la última década en España, aunque aún continúa por debajo de la media europea respecto al número de empresas con actividad internacional. ¿Estás pensando en internacionalizar tu empresa para abrir nuevas vías de mercado?

Para ello, es fundamental planear una estrategia de internacionalización, analizar los mercados y apoyarse en proveedores y empresas expertas en la materia, con el objetivo de exportar tus bienes y servicios con éxito y seguridad.

En la siguiente entrada queremos proporcionar una serie de recomendaciones a tener en cuenta por los negocios que pretenden acceder a mercados internacionales, diversificando de ese modo su cartera de clientes.

Claves para la internacionalización

Estudio de los mercados

La base fundamental de todo proyecto de internacionalización es actuar con seguridad. Es imposible prever el futuro, pero podemos encargar la elaboración de análisis de mercados a profesionales acreditados. Con estos estudios comprobaremos si es el momento apropiado para probar fortuna en otros países, conociendo la competencia de cada zona y profundizando en las características de los consumidores. Se trata de un paso indispensable, que nos dará ciertas garantía de éxito, más aún cuando las tecnologías de análisis han evolucionado tanto, con poderosas herramientas como el Big Data.

Programas que promueven la internacionalización

Existen varios programas que impulsan a empresas españolas a emprender su actividad fuera de nuestras fronteras. Así que, si pretendes internacionalizar tu empresa, puedes acceder a este tipo de programas centrados en la promoción, información y subvención de los negocios dispuestos a desarrollar sus actividades en el exterior. Entre ellos, destacan el Programa Internacional de Promoción (PIP), el programa Xpande y, por supuesto, la Cámara de Comercio de España, que organiza encuentros entre compañías nacionales y extranjeras, creando un canal de comunicación entre las mismas.

Adaptación a los requisitos legales

Antes de empezar a operar en mercados internacionales, también debemos llevar a cabo una labor de investigación acerca de las implicaciones legales que pueden suponer ciertas acciones comerciales. No solo nos referimos a que todos los papeles del negocio estén en regla; además, tendremos que adaptarnos, por ejemplo, a las correspondientes leyes de protección de datos, las cuales han estado sujetas a modificaciones en los últimos tiempos dentro de la UE.

La planificación y la información son claves

Las operaciones de comercio internacional son procesos con cierta complejidad, en los que la información es vital. Contar en todo momento con la información correcta nos permite disminuir al mínimo las posibilidades sufrir algún imprevisto. Por eso, resulta primordial que ciertos datos sean fidedignos:

– Dirección de la entrega de las mercancías.

– Identificación de los responsables de la organización en todas las etapas del viaje.

– Identificación del encargado del despacho de la aduana, si la hubiera.

– Formas de pagos y cobros.

– Seguros que protegen las mercancías.

Junto a la planificación del terreno, vía análisis del mercado y del conocimiento de la legislación vigente en los países implicados, al dirigirte a nuevos usuarios has de cuidar la imagen online de tu negocio. Así que deberás adaptar tu página web y tu comercio electrónico a los idiomas oportunos, facilitando el proceso de compra por parte de los clientes extranjeros.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *